Los errores más habituales en el uso de los signos de interrogación

A pesar de que muchas veces no se les adjudique la importancia necesaria, lo cierto es que los signos de interrogación juegan un papel esencial para la escritura y la lectura debido a que marcan gráficamente la entonación interrogativa que es la que facilita que podamos notar que se trata de una pregunta. Puesto que, en el castellano, son signos ortográficos dobles, estos deben utilizarse tanto al principio como al final de la frase, caso contrario a lo que sucede en otros idiomas como el inglés donde solo se pone el de cierre.

Tener conocimiento sobre las reglas y funciones que abarcan el signo interrogativoes un saber enriquecedor que fortalece el acto comunicativo en todo sentido sin que trascienda demasiado de qué tipo es. Por consiguiente, descubrir los errores más habituales en el uso de los signos de interrogación, es el mejor punto de partida para motivarse a corregir fallos que ni siquiera habíamos notado.

Errores comunes con los signos de interrogación

De acuerdo al contexto de la oración, se distinguen unas cuantas variaciones que llevan muchas veces a cometer equívocos como los que se muestran a continuación:

  • Poner punto luego del signo de cierre: debido a que el signo de cierre (?) por sí mismo equivale a un punto, después del interrogativo se puede utilizar cualquier otro signo de puntuación menos este: ¿Te encuentras bien? (incorrecto), ¿Te encuentras bien? (correcto).
  • No distinguir entre preguntas directas o indirectas: mientras que las oraciones interrogativas directas incorporan los signos de interrogación de apertura y de cierre: ¿Te gusta el helado de chocolate?, la forma indirecta prescinde de ellos sin que esto signifique sé que pierda el tono de cuestionamiento: Me preguntó dónde vivía.
  • No considerar las preguntas seguidas cortas como independientes: siempre y cuando se respete la regla de que estos cuestionamientos sean breves, los correcto es considerarlas oraciones independientes, con sus correspondientes signos de apertura y cierre, y con mayúscula al comienzo de cada una de ellas: ¿Dónde estás? ¿A qué hora piensas volver?
  • No poner el signo de interrogación entre paréntesis cuando hay duda: en este punto nos referimos, a que es válido usar el signo de interrogación de cierre entre paréntesis para expresa con claridad duda o ironía como parte del enunciado que se está presentando: Camilo Rodríguez López es el presidente (?) de la asociación.
  • Poner siempre el signo de interrogación de apertura al inicio de la frase: este signo se escribe dónde empieza la pregunta como tal, sin importar que no sea el principio del apartado: Si compras la blusa, ¿de qué color será?