uSOS DEL AZAFRÁN EN EL MUNDO

puede ser utilizada tanto con las uñas como con pequeños instrumentos como tijeras o pinzas de depilar. Debe realizarse justo después de haber recogido las flores sin dejar de tener en cuenta que los estambres amarillos y pétalos morados no tendrán uso alguno.

Proceso de secamiento: la única forma de secar los filamentos para poder conservarlos es a través del secamiento y este se realiza colocando los pistilos en un tamiz, en un lugar bastante ventilado y a una temperatura que oscile entre los 40 y 60° Fahrenheit, durante unos 15 minutos.

Después del secamiento los filamentos serán muy ligeros y quebradizos. El azafrán fresco, incluso después de haberse secado, tiene poco gusto y de allí que la recomendación sea conservarlo en envases herméticos fuera del alcance de la luz por lo menos 1 mes antes de su consumo. Durante los siguientes dos años de almacenamiento, conservará la mayoría de sus calidades y cualidades gustativas.

Rendimiento: se requiere de al menos ciento cincuenta flores para obtener 1 gramo de azafrán seco. Durante el primer año de plantación un 60% de los bulbos darán una flor y los dos años siguientes cada uno de los bulbos dará cerca de dos flores. Conoce más en https://www.azafran10.com

El azafrán se compone de los estigmas unidos de la flor Crocus sativus y es una de las especias más costosas a nivel mundial pero teniendo como principal mercado al país de España que encabeza listados no solo por consumo sino por exportación. Tanto su nombre como forma de cultivo han permanecido en el tiempo a pesar de que se utiliza en muy variadas culturas o países.

Uno de los factores determinantes en los altos costos de comercialización de esta conocida y exquisita especia tiene que ver con lo delicado de su cultivo, recolección y manipulación y quizás es esta precisamente la causa por la cual no ha logrado internacionalizarse en mayor escala, a pesar de sus muchas bondades curativas y culinarias.

Las referencias históricas que existen del azafrán se remontan al año 2300 a.c. y muchas de ellas tienen que ver con su uso en ritos y ceremonias religiosas o con fines curativos y medicinales. También es ampliamente conocida por ser ingrediente principal en la preparación de exquisitos platillos o recetas de diversas gastronomías.