Postura física durante la oración de la mañana

Todas las personas tenemos gestos distintos y está demostrado que estas posturas corporales modifican los niveles hormonales; esto incide sobre la fisiología y la psicología, este descubrimiento ha sido utilizado por psicólogos y pedagogos para ayudar a las personas a aumentar su seguridad personal y a mantenerse calmados.

Opinión de la Santa Sede sobre la postura para orar

Es posible que durante la oración hayas adoptado posturas corporales que inmediatamente asocias con el hecho de que te ayudarán a rezar mejor, un documento de la Congregación para ser usado en la doctrina de la fe acerca de la oración, establece que “La experiencia humana demuestra que la posición y la actitud del cuerpo no dejan de tener influencia sobre el recogimiento y la disposición del espíritu”. 

Esto quiere decir que las posturas corporales tienen un valor relativo y debes usarlas cuando te ayuden al recogimiento y estas deben conformarse y orientarse a la finalidad de la oración cristiana, en realidad con la oración lo único que se quiere realmente, es encontrarse con Dios, alabarle, mostrarle gratitud, confianza y pedirle que te ayude a reparar tus pecados, aunque para lograr esto puedes utilizar el cuerpo, con la finalidad de expresarte.

Mejor postura para la oración

En la oración de cada persona no hay posturas establecidas, cada individuo debe adoptar la que más le ayude a buscar y obtener lo que desea, es importante que al realizar la oración en lugares públicos, tengamos discreción en cuanto a nuestras posturas para no incomodar a los demás. Sin embargo, las posturas corporales para la oración más comunes son las siguientes:

Sentado

Esta posición expresa la actitud de estar dispuesto a escuchar, siéntate y descansa la espalda en postura recta, mantén tus pies unidos y apoyados en el suelo.

De pie

Esta postura demuestra respeto y atención, es una manera de decirle a Dios que estas allí ante él,   presente, diciéndole que hable que tú como siervo escuchas con atención.

De rodillas

Puedes ponerte de rodillas sobre el piso o sobre un reclinatorio, posición que indica adoración y humildad, también puedes arrodillarte sobre un banquito o sentarte con los talones un poco abiertos y con ambas manos descansando sobre tu regazo.

Postrado

En esta posición debes colocarte con el cuerpo boca abajo y la cabeza sobre las manos, también puedes ponerte con el cuerpo en forma de arco y la cabeza en descanso sobre las manos colocadas en el suelo.

Mas información en https://www.oraciondelamanana.net/