La vida espiritual de los jóvenes

Es una clara tendencia relacionar los intereses de los jóvenes exclusivamente con cosas tan superficiales como la tecnología, las fiestas e incluso el sexo, sin embargo las nuevas generaciones se han encargado de mostrarnos que para ellos la vida espiritual si existe y es también un punto de interés, lo que ocurre es que ellos prefieren hacer sus propias búsquedas y no quedarse exclusivamente con lo que han visto en casa.

El propósito de darle un sentido más profundo a la vida es quizás la motivación principal para que a edades tempranas se pueda estar en la búsqueda de alguna orientación en este sentido y es que más allá de vivir una religión en particular se trata más que nada de sentirse en armonía y con algún tipo de mano amiga a manera de apoyo.

¿Cómo viven la vida espiritual los jóvenes?

Es bien sabido que dentro de las sociedades latinoamericanas, la religión católica y todo lo que hace parte de ella https://www.iglesia.info/oraciones-catolicas/ es bastante predominante, pero también se ha venido observando una creciente inclinación al establecimiento de conexiones espirituales que si bien reconocen un ser superior se salen totalmente del bien conocido seguimiento a una institución o sistema como tal.

Evidentemente las creencias religiosas marcan el rumbo del estilo de vida y la forma en la que se asumen algunos conceptos, es por ello que la vida espiritual de los jóvenes marca ciertas diferencias, esto gracias a que pretenden satisfacer al máximo mente y corazón, ámbitos que traspasan un visión meramente religiosa.

La espiritualidad y la oración

Puesto que el concepto de espiritualidad se vincula con la búsqueda de trascendencia y significado con algo mucho más fuerte que el propio ser, vivir constantemente esta experiencia es determinante para sentirnos enfocados y en equilibrio. Por consiguiente, uno de los tantos medios para enfocar la mente y contactar con aquello que se entiende como Dios es sin duda la oración debido a que equivale a una forma de comunicación.

Afortunadamente existen muchas maneras de orar que invitan más que nada a la reflexión y esto es algo que capta la atención de los jóvenes pues ellos quieren hacerse verdaderamente protagonistas de su proceso, sencillamente no quieren intermediarios y es justamente esta la razón por la que se preparan para acercarse honestamente y desde el corazón pero bajo sus propios términos, algo que puede ser un poco complejo de entender para quienes se apegan a lo tradicional.

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *